La Unidad del Pie Diabético de Joan XXIII mejora la atención integral del paciente con diabetes al territorio

En noviembre de 2016 se puso en marcha la Unidad Territorial de Pie Diabético, ubicada en el Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona. Esta unidad multidisciplinaria referente para toda la provincia de Tarragona tiene como objetivo final, alineado con el Plan de Salud del Departamento, "reducir un 10% las amputaciones en personas diabéticas de 45 a 74 años". La unidad se ha ido conformando durante este tiempo, incorporando finalmente el pasado julio de 2017 en Teresa Huguet, una podóloga especializada en pie diabético. Desde su llegada, se han visitado 80 pacientes consiguiendo una tasa de altas por resolución del proceso, superior al 50%.

 

 

La podóloga especialista explica que "el perfil del paciente atendido en la unidad suele ser el de una persona con diabetes mellitus que, por diferentes motivos, ha desarrollado una úlcera en el pie, habitualmente con afectación del hueso subyacente, lo que dificulta su curación si no hay una intervención especializada". El paciente puede llegar a la unidad desde urgencias, desde otros servicios hospitalarios o derivados desde la atención primaria. Estos pacientes requieren un control y una visión holística, es por eso que en esta unidad, aparte de la podóloga, intervienen profesionales de diversas especialidades, tales como: endocrinología, que es responsable del control de la diabetes; cirugía vascular, que es un servicio esencial en el tratamiento del pie isquémico; medicina de familia, que es el elemento clave en la prevención y detección del pie de riesgo; traumatología, que interviene en los procesos de afectación ósea; y enfermería especializada en cuidados que también es fundamental en el seguimiento de cuidados complejas, en la prevención y en la formación de los pacientes.

 

 

La formación de los profesionales es esencial para conseguir un buen resultado final del proceso, especialmente a nivel de atención primaria, que se convierte en un elemento fundamental en la prevención y en la detección del pie de riesgo y acabará siendo la puerta de entrada más importante de los pacientes que requieran ir a la unidad. Hay que decir que esta unidad permite descongestionar tanto las urgencias como los ingresos hospitalarios, ya que muchos pacientes no deben estar ingresados sino que pueden estar en casa, controlados desde la consulta del pie diabético. Por lo tanto, esto facilita también una atención más eficiente y una mejora en la accesibilidad de los pacientes.