La consejera de Salud, Alba Vergés, visita el CAP La Granja-Torreforta

El pasado viernes, 5 de julio, la consejera de Salud, Alba Vergés, visitó el Centro de Atención Primaria La Granja-Torreforta, acompañada por el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, y por el gerente de la región sanitaria Camp de Tarragona, Ramon Descarga, con el objetivo de hablar con el equipo de profesionales y con el equipo directivo de la Atención Primaria del Camp de Tarragona y visitar las instalaciones del centro sanitario. La consejera de Salud avanzó en declaraciones a los medios de comunicación que el Departament de Salut, a través de la Región Sanitaria Camp de Tarragona, ha solicitado al Ayuntamiento tarraconense la cesión de los terrenos adyacentes al CAP para abordar su ampliación.

 

Según Vergés, el Ayuntamiento ha hecho saber su voluntad de priorizar este proyecto, que supondría una mejora de los servicios asistenciales prestados a la ciudadanía. En este sentido, se ha elaborado un nuevo plan funcional para dar cobertura a la población actual de 27.700 habitantes y una posible estimación de crecimiento demográfico de 35.000 habitantes. De hecho, el actual centro de Torreforta tiene una superficie construida de 2.536 m2 y las necesidades estimadas de techo edificable serían de unos 4.600 m2.

El dimensionamiento del nuevo centro tiene que cumplir los criterios de la Estrategia Nacional de Atención Primaria y Salud Comunitaria (ENAPISC), que implica un incremento en el número de recursos físicos y profesionales, y una reorientación del sistema sanitario con perspectiva comunitaria, uso racional de los medicamentos y promoción de las políticas públicas saludables.

 

Compensar un CAP subfinanciado

El CAP La Granja-Torreforta es uno de los beneficiados con el nuevo modelo de financiación de la primaria para ayudar áreas básicas de salud que necesitan más recursos para su realidad socioeconómica. “Las desigualdades socioeconómicas generan desigualdades en salud y este CAP ya obtuvo financiación adicional para su realidad. Pero había un refuerzo y respondemos con la propuesta de ampliar el centro, muy necesaria para el aumento de la población y de la complejidad asistencial “, resumió la consellera.

Este nuevo modelo, diseñado en la anterior legislatura, se basa en un nuevo indicador socioeconómico para determinar la asignación de recursos a las áreas básicas de salud (ABS) de Cataluña. Lo hace considerando unos criterios socioeconómicos más afinados que los utilizados hasta entonces, entre los que destacan, entre otros, el grado de instrucción de su población, la tasa de mortalidad prematura o el nivel de rentas. Todo ello, con el objetivo final de reducir las desigualdades en salud mejorando la asignación de los recursos que manejan estas áreas.

En el análisis efectuado, se consideró que la ABS del CAP Torreforta – La Granja de Tarragona era una de las que recibía asignaciones inferiores a la media, y fue incluída entre las 25 ABS prioritarias por su subfinanciación.