Los pacientes con Ictus que hacen tratamiento con realidad virtual mejoran el nivel de comunicación

Es una de las conclusiones de un estudio, publicado en la revista Stroke, realizado por especialistas investigadores del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Joan XXIII.

Especialistas, terapeutas e investigadores del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona han publicado un artículo en la revista científica, de gran impacto, Stroke, sobre un estudio que explica la rehabilitación de pacientes que han sufrido un ictus . Una de las conclusiones del estudio es que los pacientes que han sufrido un ictus y que les ha producido afasia (problemas de comunicación) recuperan mejor el nivel de comunicación si hacen tratamiento con realidad virtual.

En el estudio, los investigadores trataron, en un ensayo, a 17 pacientes con afasia de Broca crónica (la que se mantiene a partir de los seis meses del accidente cerebrovascular) y los dividieron en dos grupos. El grupo de control recibió terapia estándar en un entorno de terapeuta-paciente, y el grupo experimental recibió terapia de realidad virtual. Después de dos meses de terapia, los resultados mostraron que ambos grupos habían mejorado significativamente en las pruebas primarias de lenguaje y en las pruebas secundarias, en las que se evaluaron parámetros como el acceso léxico y la ejecución verbal de los estímulos entrenados. Sin embargo, sólo el grupo tratado con realidad virtual mejoró en la frecuencia comunicativa y en la efectividad en la vida cotidiana al terminar el estudio y, además, mantuvo de manera significativa las mejoras en todas las pruebas después de 8 semanas.

 

Este tratamiento de realidad virtual se lleva a cabo en el Servicio de Rehabilitación del Juan XXIII desde 2014 y es un refuerzo del tratamiento rehabilitador básico. Consta de un software y una cámara que registra la posición y los movimientos de los pacientes. Los pacientes trabajan con diferentes escenarios. Aquellos que han tenido secuelas motoras tienen que coger objetos y el equipamiento con realidad virtual registra los movimientos. Cuando hay afasia, trabajan dos pacientes al mismo tiempo e intentan comunicarse entre ellos con dos ordenadores, y ellos se estimulan a realizar diferentes acciones.