El Hospital Juan XXIII inicia un proyecto para reducir las incidencias y las interrupciones en la preparación y la administración de la medicación

Los resultados de dos meses de seguimiento demuestran que las interrupciones a las enfermeras que llevaban los chalecos se ha reducido en un 21%. La planta 5.ª del Hospital Joan XXIII ha puesto en marcha un proyecto piloto para evitar las interrupciones a las enfermeras mientras preparan o administran las medicaciones de los pacientes.

El proyecto consiste en  crear dos grupos de enfermeras mientras preparan o administran la medicación, uno lleva chalecos con el mensaje Atención, no molestar, preparando medicación, gracias, es el grupo de intervención, mientras que el otro no lo lleva y así, poder valorar en qué grupo se producen más interrupciones.

Los estudios científicos demuestran que un elevado porcentaje de las incidencias en los hospitales están motivadas por las interrupciones que tienen  los profesionales de enfermería durante la preparación y la administración de la medicación. Durante esta prueba se ha hecho un seguimiento observacional y un registro en el programa informático ProSP (programa proactivo de Seguridad de pacientes, desarrollado por la Unidad de Calidad de la Gerencia Territorial del Camp de Tarragona del ICS).

El proyecto demuestra que son los familiares de los pacientes y los mismos profesionales  los factores que más influyen en las enfermeras en los momentos de preparación y administración de la medicación. Los resultados de dos meses de seguimiento demuestran que las interrupciones a las enfermeras que llevaban los chalecos se ha reducido en un 21%. En los meses próximos este proyecto se desplegará al resto de plantas de hospitalización del Hospital Juan XXIII de Tarragona.