HISTORIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO JOAN XXIII

El Hospital Universitario Joan XXIII se proyectó desde el Instituto Nacional de Previsión (INP), una institución pública que a finales de los años 40 empezó a ejecutar el Plan Nacional de Instalaciones Sanitarias para paliar la insuficiencia de centros asistenciales al estado español.

Con este cambio de paradigma, en 1965 se empezó a edificar el hospital de Tarragona, que entró en funcionamiento el 16 de octubre de 1967 con el nombre de Residencia Sanitaria de la Seguridad Social Juan XXIII.

Pero, Juan XXIII fue mucho más que la residencia del Seguro Obligatorio en Tarragona, fue el primer hospital español que adoptó una nueva estructura para la práctica de la actividad asistencial: el modelo de hospital jerarquizado, es decir, un hospital organizado por diferentes servicios, especialidades médicas y quirúrgicas coordinadas bajo unos criterios comunes y con una plantilla médica dedicada a horario completo.

A lo largo de estos 50 años, el Hospital Joan XXIII ha vivido grandes cambios, se ha ido transformando para adaptarse, del modelo asistencial del Seguro Obligatorio de Enfermedad de mediados del s. XX al modelo sanitario público catalán, con la transferencia del hospital al Instituto Catalán de la Salud (ICS) en 1983, además, se consolidó como hospital universitario en los años 80, y se ha convertido, gracias a la calidad asistencial y a sus profesionales, en el hospital de referencia del Camp de Tarragona.

El nombre del Hospital

No hay evidencia de quién fue la idea de elegir el nombre de Joan XXIII para el hospital de Tarragona. Al archivo diocesano del arzobispado de Tarragona, a pesar de que hay memoria que se les consultó, no hay ningún registro documental sobre el hecho. Bien cierto es que, en una época los hospitales que se iban construyendo recibían los nombres de militares (General Moscardó en Lleida, General Álvarez de Castro en Girona, Teniente Coronel Noreña en Córdoba, etc.) o Madres de Dios locales (Verge de la Cinta en Tortosa, Virgen de la Arrixaca en Múrcia, Nuestra Señora de Aránzazu en Sant Sebastià, etc.).

En Tarragona tuvimos la suerte de adquirir el nombre de un personaje universal, bien que religioso, que ha pasado a la historia por sus compromisos sociales. Una acta de la Comisión Permanente de la INP, del 4 de octubre de 1967, acuerda que el nombre de la “Residencia Sanitaria” –tal como se denominaba en aquella época a los hospitales– fuera “Juan XXIII”. No fue hasta los años 90 del siglo pasado que no adquirió su nombre oficial actual: Hospital Universitario “Joan XXIII” de Tarragona.

Docencia al Hospital Joan XXIII

El hospital Joan XXIII ha sido implicado en la docencia casi desde su origen. A los años 70 del siglo pasado incluyó la estructura de la Escuela de Enfermería que después aconteció Escuela Universitaria con la incorporación a la universidad tarraconense.

Casi coincidiendo en el tiempo y con el desarrollo de los programas de formación de Médicos Internos y Residentes, diferentes servicios del hospital se acreditaron para la docencia posgrado, con 24 programas que a lo largo de los pasados cuarenta años han formado más de un millar y medio de médicos especialistas.

Con la creación de los estudios universitarios del Camp de Tarragona como división de la Universidad de Barcelona el hospital empezó a impartir la licenciatura en Medicina a la primera mitad de los años 80. Con la creación de la nueva Universidad de Tarragona “Rovira i Virgili” ofrece la formación de los cursos clínicos de la licenciatura a la facultad de Medicina.

También participa en otros ámbitos de la docencia de pregrado, ofreciendo prácticas a los alumnos de los estudios de Psicología, Pedagogía, Antropología, Informática y Trabajo social, además de la formación especializada de Técnicos en Radiología y Fisioterapeutas.

En cuanto a la formación de posgrado, acoge diferentes Másters del ámbito de las Ciencias de la Salud y participa en programas de doctorado y tesis doctorales.

Igualmente ha facilitado el acceso a la titulación de grado de Enfermería a un buen número de profesionales propios y otros centros.

Además, el hospital tiene un extenso programa de Formación Continuada para todos los niveles y categorías profesionales, del cual se han beneficiado muchos centenares trabajadores no sólo del mismo centro sino también otros centros de nuestra área de influencia.

Investigación

El Hospital Joan XXIII cuenta con grupos de investigación adscritos a la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) que promueve, desarrolla, transfiere, gestiona y hace difusión de la investigación, el conocimiento científico y tecnológico en el ámbito de las ciencias de la vida y de la salud del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre. El IISPV gestiona la actividad de investigación sanitaria y biomédica del Hospital Joan XXII y otras instituciones del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre. El Hospital Universitario Joan XXIII y el IISPV son activos en los ámbitos estratégicos de investigación siguientes:
  • Nutrición y Metabolismo: Actualmente se está trabajando en los campos de la diabetes y las alteraciones lipídicas.
  • Neurociencias y Salud Mental: Centrado en el estudio de los determinantes genéticos de diversas enfermedades psiquiátricas y del dolor.
  • Salud y Medio ambiente: Este ámbito acoge a diversos grupos que trabajan en el impacto de diversos componentes del medio ambiente (tóxicos, microorganismos) sobre la salud de las personas.
  • Oncología y Hematología: Los grupos de investigación trabajan en el campo de la investigación clínica y epidemiología del cáncer.
En cuanto a la producción científica, el número de publicaciones totales indexadas en el Journal Citation Reports ha estado de 307 durante 2014. El factor de impacto acumulado es de 1.206,5 puntos, con una media de 3,93 puntos por publicación. Durante el 2014 se defendieron un total de 17 tesis doctorales. Además, se participó en un total de 7 guías clínicas y recomendaciones médicas. El número de ayudas oficiales gestionadas durante el año 2014 fueron 44. El IISPV recibió financiación para contratar investigadores de diferentes programas competitivos de organismos oficiales. El IISPV y las instituciones constituyentes fomentan la colaboración de los grupos de investigación con grupos otros centros a través de la participación en redes temáticas como (RETICS)–ISCIII y a centros de investigación biomédica en red (CIBER)–ISCIII. El importe gestionado por el IISPV es de 1.932.363 euros, de los cuales un 80% procede de convocatorias públicas y 20% restante viene de organismos privados (convenios y contratos y donaciones).

50 años de HJ23

El Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII es una institución líder tanto en el ámbito sanitario, asistencial, de investigación y docente cómo en el ámbito social. Ofrece seguridad y acogida a toda la población de las comarcas del sur de Cataluña que lo consideran un bien preciado, tanto los que se han beneficiado de sus servicios como los que piensan que algún día los podrán necesitar. Son frecuentes las muestras de agradecimiento que se publican a la prensa local y no sólo cuando se ha resuelto algún problema grave de salud, sino también, cuando se ha atendido con profesionalidad y afecte los que, naturalmente, pueden ser los últimos momentos de la vida de personas que nos han dejado.

Los trabajadores y profesionales del hospital se sienten orgullosos de su institución y de la vinculación con la ciudad y el entorno. Es de esta población de quien han recibido también el reconocimiento y aprecio. Al año 2017 celebraremos los 50 años del Hospital Universitario Joan XXIII, cincuenta años en que se han vivido muchos cambios, no sólo en el ámbito asistencial, sino también tecnológicos, demográficos, políticos y económicos, cambios pero, que han dejado constancia de la vocación de servicio y el compromiso del Hospital Joan XXIII hacia la ciudadanía y que han conseguido posicionar el Hospital como referente en el Camp de Tarragona.

A lo largo de estos cincuenta años, el modelo asistencial del hospital se ha adaptado a las necesidades de cada momento, pero además de esta gran tarea asistencial, la investigación y la docencia han configurado los pilares sobre los cuales el hospital, ha madurado en este medio siglo de vida.